Probamos el champú sin sulfatos Dalire- Review

¿Qué debe tener un buen champú para el pelo? Esencialmente que nos lo deje bien limpio, pero además ¿es incompatible que nuestro champú nos cuide también el cabello? Lo cierto es que no, si tenemos en cuenta que existen actualmente en el mercado, champús de tratamiento para por ejemplo detener la caída del cabello o […]

¿Qué debe tener un buen champú para el pelo? Esencialmente que nos lo deje bien limpio, pero además ¿es incompatible que nuestro champú nos cuide también el cabello? Lo cierto es que no, si tenemos en cuenta que existen actualmente en el mercado, champús de tratamiento para por ejemplo detener la caída del cabello o evitar que tengamos caspa, pero no podemos pasar por alto que cada vez más, nos encontramos con champús para todo tipo de pelo que evitan ingredientes que pueden ser muy nocivos para el cuero cabelludo. Es el caso de Dalire, que he podido probar y la verdad es que ha sido una experiencia que deseo compartir con vosotros.

Qué es Dalire y qué características tiene

Dalire es una marca de cosmética basada en ingredientes naturales extraídos de plantas y flores, tal y como es el caso de su champú que he estado probando durante varios días. Un champú que evita en su fórmula todo tipo de sulfatos, colorantes, parabenos y siliconas, es decir, todos aquellos compuestos químicos que suelen estar presentes en la gran mayoría de champús, que si bien son eficaces a la hora de limpiar el pelo pueden ser bastante nocivos y pueden llegar a debilitar la salud de nuestro pelo.

El champú Dalire contiene dos ingredientes principales: por un lado el pomelo que gracias a la vitamina C y el ácido fólico nos permite conseguir un pelo más elástico y fuerte, así como la raíz de bardana, con la que podemos regular cualquier alteración sufrida en el pelo.

Esto es lo que podemos leer en la etiqueta de Dalire, y la verdad es que sentí curiosidad nada más conocer el producto ya que precisamente, debido al uso continuado de champús con parabenos y siliconas, notaba como mi cuero cabelludo estaba cada vez más deshidratado y debilitado, e incluso me picaba bastante y comenzaba a perder bastante pelo.

Mi experiencia probando Dalire

Cada vez que llega el otoño mi pelo nota las consecuencias y si bien siempre he sufrido de pérdida de cabello debido al cambio de estación, durante los últimos meses había notado como mi salud capilar se había debilitado muchísimo, no solo por el cambio de estación.

Durante un tiempo había estado buscando la aplicación de remedios naturales, como algunos aceites o mascarillas hechas en casa, pero no sentía ningún tipo de mejora. Decidí acudir al dermatólogo y me explicó que tenía el cuero cabelludo bastante sensible e irritado. Me recomendó pasarme a los champús sin sulfatos para ver si la situación mejoraba y me recomendó Dalire. Y la verdad es que fue todo un acierto.

Siempre había leído que los champús sin sulfatos no hacían espuma porque son precisamente los sulfatos los responsables de hacerla, pero una de las primeras cosas que me sorprendieron en Dalire, es que sí que hace espuma, y de hecho bastante, algo que es de agradecer  ya que de este modo me ha sido mucho más fácil saber si estaba lavando bien el pelo y sobre todo, asegurarme que no queda residuo alguno.

La aplicación es sencilla, de hecho como cualquier otro champú y sin necesidad de tener que gastar demasiada cantidad de producto. Eso sí, pude notar que nada más comenzar a lavar la cabeza, el champú parecía desaparecer antes de que me diera tiempo a acabar, pero enseguida me he dado cuenta lo que tenía que hacer era aplicar el producto en la palma de la mano, mezclar con un poco de agua y luego extender bien por el cuero cabelludo masajeando en profundidad. Cuanta más agua caía, mejor se extendía el champú y con ello conseguí evitar que desapareciera por el desagüe sin más.

Una vez acabé con el cuero cabelludo, cogí un poco más de champú para aplicar desde la parte media hasta las puntas. De nuevo mezclé bien con agua y pude extender el producto sin problema alguno.

Tras retirar la humedad con una toalla, me he alegrado como nunca al notar que de repente mi pelo estaba bastante más suave  y me iba a costar menos desenredarlo, algo que me tranquilizaba bastante ya que por la caída que había estado sufriendo del cabello, a la hora de peinarlo perdía mucha cantidad.

Hace tiempo que dejé de usar el secador de pelo con aire caliente ya que notaba como mi cuero cabelludo se veía cada vez más debilitado por culpa del calor, de modo que lo seco con aire frío, así que tras un tiempo secando el pelo ya he podido comprobar el auténtico resultado de este champú.

¿Y cuál ha sido? Pues lo primero de todo es que he dejado de notar picor tras lavarme la cabeza, y además que mi pelo sí que se notaba mucho más suave que antes. También hay que tener en cuenta que no he aplicado ni mascarilla, ni suavizante ni ningún tipo de producto para peinar el pelo. Por lo que estoy muy contenta con el resultado.

Otra de las cosas que he notado es que el pelo se ve como con más cuerpo (algo así como más volumen pero sin exagerar), y también, que se mantiene limpio durante un día más. De hecho suelo lavar el pelo tres veces por semana y esta es la primera vez que he podido hacerlo solo dos veces.

Conclusiones finales ¿Merece la pena Dalire?

¿Merece entonces la pena Dalire? Pues tras ese primer uso, y toda mi sorpresa inicial, he seguido usando un tiempo este nuevo champú y la verdad es que sinceramente creo que sí merece la pena.

Principalmente porque me ha servido para recuperar la salud en mi cuero cabelludo que ahora noto cada vez más hidratado y porque he podido también mantener la rutina de dos lavados a la semana, de modo que el pelo no se me debilita tanto y tampoco noto tanta caída.

En cuanto al encrespamiento, no podría decir que ha desaparecido del todo, pero ciertamente ya no es como antes y sobre todo me ayuda a no tener el pelo tan enredado.

Dónde comprar el champú Dalire

Lo podéis comprar en su página web oficial: dalire.com, con envíos a toda España, así como Estados Unidos, Canadá, parte de Europa y América del Sur. El periodo de entrega es corto: un solo día tras pedirlo.

5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar